martes, 25 de julio de 2017

Datos curiosos

Resultado de imagen para maquina de escribirA ella le encantaba leer revistas de datos curiosos, interesantes, o meramente inútiles. Tal vez en razón de que se consideraba a sí misma una persona con pocas habilidades sociales y escasa capacidad de comenzar una conversación.
Usualmente cuando quería conversar cosas importantes con él y a modo de probar si estaba de humor, lanzaba algún azaroso comentario que había retenido en sus incursiones en dichos almanaques.
- Mi amor, ¿Sabías que la primera patente inglesa de una máquina de escribir se remonta a 1714?
- No lo sabía, ¿Crees que la hayan escrito a máquina o en manuscrito? – Contestó él con humor.
- De seguro no fue en Word. – Agregó ella.

sábado, 22 de julio de 2017

D.E.R.A.M.

Tratándose de un camello desenfocado, borroso y lisérgico; sonaba bastante bien. La cosecha de camellos de 1974 fue un espejismo inusitado. 

domingo, 16 de julio de 2017

Merecidos agradecimientos

Resultado de imagen para nicolas appertTodo alrededor era blanco. Absolutamente todo. Esa masa invasiva y exasperante a la que antes llamábamos nieve, lo cubría todo. No permitía en esos momentos imaginar la silueta de un árbol, alguna roca, un río, nada que la naturaleza hubiera creado podía ser percibido por nuestros cansados ojos, salvo la nieve.
Hicimos un agujero para tratar de encontrar tierra debajo de nosotros, como medida desesperada de escapar de la inestabilidad, de la humedad, de esa sensación de encierro que nos proveía esa congelada materia, el vital elemento transformado en un mortal mausoleo.
Con las pocas fuerzas que nos quedaban fuimos poco a poco acercándonos a la tierra y allí formamos una especie de nido. Nuestros suministros se habían acabado, solo teníamos una poco de agua potable que se encontraba, como no, a temperatura gélida.
Pero a medida que cavamos nuestros dedos se estrellaron con algo duro y de sonido metálico. Como bendición del cielo habían permanecido allí varias latas de conservas que alguna expedición habría olvidado un par de años atrás.
    En esas circunstancias exclamó algo que solo a ella podría habérsele pasado por la mente:
-                 - ¡Muchas gracias Nicolás Appert! -

jueves, 13 de julio de 2017

Así comenzó la historia

Ese día fue, por fin, feliz. 
Llevaba dos meses o quizá un poco más fuera de casa, pues su padre le había echado a la calle al saber que había dejado embarazada a Luz; quien solo tenía dieciséis, había vagado por las calles sin rumbo fijo. Los padres de la niña no le dejaban acercarse y empezó a poner en práctica los pocos, pero geniales talentos que tenía.
Armó o mejor dicho improvisó algunas actuaciones en público con una guitarra prestada. La afinó quien sabe como y la combinó con una armónica (aprendió a tocarla en menos de tres días), puso un banquillo en la plaza y se lanzó con todos los blues que conocía, de un tirón. A veces podía estar casi tres horas tocando sin parar. Se detenía cuando necesitaba ir al baño o cuando ya no sentía las manos producto del frío.
A nadie le importaba su rostro cubierto casi por completo, su abrigo o su aspecto desaliñado y descuidado. No le miraban demasiado, solamente le escuchaban. Llegó un buen día en que ese amigo entrañable necesitó usar su instrumento y se quedó de brazos cruzados por un par de semanas, hasta que una noche se metió al departamento por una de las ventanas y en total oscuridad nos dijo con mucha alegría que su vida cambiaría pronto.
No sabíamos de que hablaba, estábamos discutiendo que podíamos comer con las pocas monedas que nos quedaban y si podríamos aguantar seguir duchándonos con agua helada. No pudimos comprenderle en ese momento.
Habrá pasado medio mes cuando llegó un enorme paquete a su nombre. Fue donde el vecino para pedirle enchufar un alargador, a toda prisa y jadeando comenzó a romper el empaque. Un Fender Champion y una Gibson Les Paul Goldtop. Afinó a la velocidad del rayo y cantó The Thrill Is Gone del gran B.B. 
- Seremos la mejor banda del mundo - Sentenció al acabar su interpretación. Así comenzó la historia.

lunes, 10 de julio de 2017

Al revés

Ponerse al revés la polera del pijama es algo que pasa a menudo. Ponerse la revés los pantalones, también. Ponerse ambas cosas al revés casi nunca.


¿No será que hoy me puse el cuerpo al revés?